The White House, President George W. Bush Click to print this document

Para su publicación inmediata
Oficina del Secretario de Prensa
12 de abril de 2008

Discurso Radial del Presidente a la Nación

Play Audio  Audio

Buenos Días.

Hace quince meses esta semana, anuncié el aumento de tropas. Y esta semana, el General Petraeus y el Embajador Crocker le dieron al Congreso un informe detallado sobre los resultados.

Desde que comenzó el aumento de tropas, fuerzas estadounidenses e iraquíes han logrado un progreso importante. Aunque queda más por hacer, la violencia sectaria ha bajado dramáticamente. Las muertes civiles y las muertes militares también han disminuido. Muchos barrios una vez controlados por al-Qaeda han sido liberados. Y la cooperación de los iraquíes es más fuerte que nunca.

Las mejoras en seguridad han ayudado a abrir el camino hacia el progreso político y económico. El gobierno iraquí ha aprobado un presupuesto y tres leyes fundamentales que servirán como punto de referencia. Y muchos indicadores económicos en Irak - desde la producción petrolífera hasta la inflación - ahora apuntan en el sentido correcto.

Aún quedan desafíos serios y complejos en Irak. Sin embargo con el aumento de tropas se ha llevado a cabo un cambio estratégico. Hace quince meses, los extremistas sembraban la violencia sectaria - hoy en día, muchos Sunii y Shia mayoritarios están activamente enfrentando a los extremistas. Hace quince meses, al-Qaeda tenía bases en Irak que usaba para matar a nuestras tropas y aterrorizar al pueblo iraquí - hoy hemos puesto a al- Qaeda en la defensiva en Irak, y ahora estamos luchando por asestar un golpe abrumador. Hace quince meses, los estadounidenses se preocupaban por la perspectiva del fracaso en Irak - hoy, gracias al aumento de tropas, hemos reactivado la perspectiva del éxito en Irak.

Esta semana, el General Petraeus informó que las condiciones de seguridad han mejorado lo suficiente para retirar todas las cinco brigadas del aumento para fines de Julio. Esto significa que para el 31 de julio el número de brigadas de combate estadounidenses en Irak será 25 por ciento menor que el año pasado. Más allá de esto, el General Petraeus dice que necesitará tiempo para consolidar sus fuerzas y evaluar cómo esta presencia estadounidense reducida afectará las condiciones en el terreno antes de ofrecer recomendaciones mesuradas sobre reducciones adicionales. Yo le dije que tendrá el tiempo que necesite para hacer su evaluación.

Nuestra tarea en el período por delante es de respaldar al gobierno iraquí mientras lleva a cabo la transición hacia responsabilidad por su propia seguridad y su propio destino. En el frente de la seguridad, nos mantendremos en la ofensiva contra el enemigo. les seguiremos transfiriendo las responsabilidades por seguridad a medida que las provincias se preparen. y con el tiempo pasaremos a un rol de monitoreo.

En el frente económico, la economía de Irak está creciendo. Irak está asumiendo responsabilidad por casi todo el financiamiento de proyectos de reconstrucción de gran escala. Nuestra parte en los costos de seguridad también está disminuyendo, a medida que Irak empieza a asumir toda la carga por su cuenta.

En el frente político, Irak está planeando celebrar elecciones provinciales y luego nacionales que ofrecerán a los iraquíes una forma de resolver diferencias a través del proceso político en lugar de la violencia.

El cambio que nuestros hombres y mujeres en uniforme han hecho posible es un logro brillante en la historia de Estados Unidos. Y esperamos que, a medida que las condiciones en el terreno sigan mejorando, nos permitirán seguir la política de rendimiento al éxito.

Yo confío en nuestro éxito porque conozco el valor y la determinación de los jóvenes estadounidenses que se han ofrecido a defendernos. Esta semana conmemoré el sacrificio de Michael Monsoor - un SEAL de la Marina que dio su vida en Irak y se convirtió en el cuarto recipiente de la Medalla de Honor en la guerra contra el terror. El 29 de Septiembre, 2006, Mike y dos compañeros de equipo se habían situado en un techo cuando una granada insurgente rebotó del pecho de Mike y aterrizó en el techo. Mike tenía el camino libre para escapar, pero se dio cuenta que no era el caso para sus otros dos colegas SEAL. Por lo tanto, Mike se lanzó sobre la granada y absorbió la explosión con su cuerpo. Uno de los sobrevivientes lo expresó así, "Mikey miró a la muerte a la cara y dijo, "No puedes llevarte a mis hermanos. Yo iré en su lugar".

Es el heroísmo como el de Michael Monsoor que paga el costo de la libertad humana. Nuestras oraciones están con la familia de Michael y con todos los hombres y mujeres que continúan con su noble lucha. Y esperamos el día en que regresen a casa. victoriosos. Gracias por escuchar.


Return to this article at:
http://www.whitehouse.gov/news/releases/2008/04/20080412.es.html

Click to print this document